martes, 29 de diciembre de 2009

¿feliz navidad?


Nunca comprendí porque estas fechas son tan especiales. Sí que es verdad que la familia se reune, que todo se llena de un sentimiento festivo que nos obliga a sonreír y a disfrutar del momento. Comprar regalos se convierte en un deber por el bien de una relación, en consumismo nos invade sin darnos cuenta de ello mientras esperamos interminables colas en los cajeros, mientras nos damos de codazos por coger el muñeco que quiere el sobrino, el hijo... porque ellos sí que disfrutan de la Navidad.

Bendita la inocencia que nos hace creer que estas fiestas siguen siendo cristianas, siguen perteneciendo a una cultura creada por la iglesia en la que, cómo no, el capitalismo introduce sus garras frías pero encantadoras.

¿Es realmente necesario regalar? ¿Cantar villancicos? ¿Sonreír?

La Navidad ha perdido su sentido original y únicamente sirve como una fiesta más, en la que los regalos están más presentes y los niños esperan con ilusión que los Reyes Magos les visiten mientras duermen, mientras tanto los padres se buscan la vida por no satisfacer este inocente sueño que pronto se acabará.

Fingir es el sentimiento generalizado.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Todo lo demás es prestado



Así se presenta la iniciativa de Daniel Calabuig para recopilar fondos. Éstos irán destinados al programa Cuidam del Hospital de Sant Joan de Déu para la cura de niños con enfermedades graves de alta complejidad.



Esta iniciativa tan solidaria, que coincidió con estas fechas especiales en las que todos nos sentimos más generosos con los demás y en las que se quiere regalar más cariño. Así, Calabuig quiere tocarnos la fibra sensible para adquirir una de estas cajas llenas de besos, abrazos, kilos de amor...

Es sin duda una idea creativa, sencilla pero creo que puede llegar a tener un gran éxito. Para que veáis que no siempre hacen falta muchos medios para llegar el público, sólo un poco de imaginación.

Si queréis tener más información entrar en la página entra en su web o si quieren informarte sobre el Programa Cuidam aquí lo tienes.


*El proyecto sigue en marcha pero la web se ha actualizado

sábado, 19 de diciembre de 2009

Cuidado con lo que subes a la red

Bajo el eslogan "Think before you post" (piensa antes de postear) el National Center for Missing & Exploited Children (Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados) quiere advertir a los usuarios de la red, tanto los novatos como los que no lo son tanto, de los peligros de subir determinadas cosas a Internet.

Nunca sabes quién va a ver las fotos que subas, ni qué harán con ellas, ni cuánto viajarán. Una vez que las subas, es posible que no las puedas volver a bajar. Esto es lo que los entendidos llaman "derecho al olvido" y las redes sociales como Facebook no permiten eso. Da igual que te hayas dado de baja hace tiempo, ellos guardan un registro de todo lo que has hecho, de todo lo que tú o tus amigos han subido. No hay que alarmarse, sólo ser prudentes.

Internet es inmenso, y cada día se hace más y más grande con aportaciones de los usuarios similares a ésta, pero hay personas, quizás ingenuas, quizás ignorantes o despreocupados, que no saben realmente todo lo que da de sí la red. Son para estas personas para las que va dirigida esta campaña


video

Lo que más sorprende del video es el final,
no cuesta nada verlo, de hecho,
es muy recomendable.

Para aquellos que se pregunten por qué he nombrado a Facebook y no otras redes sociales también conocidas, aquí os dejo un link de Youtube. Vuelvo a repetir, no quiero ser alarmista, pero no viene nada mal estar informado al respecto.

Link:
http://www.youtube.com/watch?v=xzTgIdNW6lg



lunes, 14 de diciembre de 2009

Mad men - Los creativos de los '60


Mad Men, que nombre tan adecuado para esta serie americana que está haciendo estragos. Que algo americano haga estragos no parece algo demasiado raro, pero en este caso se lo tiene bien merecido y así lo ha demostrado los premios que ha merecido y que ahora mismo no recuerdo.

Encontramos una historia ambientada en los años 60 que, además del famoso Baby Boom, era la edad de oro que marcaría las pautas a seguir de la publicidad que conocemos hoy en día. Pero, a diferencia de la actualidad, ésta era una de las profesiones con mas glamour de la época.



Como era de esperar, y teniendo en cuenta el desarrollo en el que se encontraba Estados Unidos, ésta se desarrolla en la Madison Avenue, en Nueva York. En esta avenida se encontraban las mejores agencias de publicidad de la época, lo que suponía una alta competitividad en un mercado todavía por explotar.

Mattew Weiner, creador, productor ejecutivo y guionista de esta narración, nos muestra la vida de uno de los mejores creativos del momento, Don Draper, un "artista de la venta" que tiene sus más y sus menos y que se muestra más humano de lo que esperábamos en esta sociedad egoísta en la que los hombres regentan el poder y las mujeres no tienen nada que decir.

Don trabaja en Sterling Cooper, agencia neoyorquina que presume de poder "diseñar mejor que nadie las campañas, tanto para empresas de tabaco como para candidatos políticos". Y no os miento al aseguraros que tienen toda la razón, las vueltas que le pueden dar a un problema hasta encontrar la solución lo demostrará desde el primer capítulo en el que Draper se tendrá que enfrentar a una campaña de Lucky Strike.


Campaña de Lucky Strike que realiza
Don Draper en los primero capítulos.

Por aquel entonces estas campañas no suponían "demasiado problema", el tabaco estaba bien visto y todo el mundo fumaba, y cuando digo todo el mundo me refiero hasta el médico en su consulta mientras atiende a sus pacientes, la gente en las oficinas, etc. Pero comienzan a aparecer estudios que dicen que el hecho de que un tabaco sea light no significa que sea más sano. El tabaco ya no es sano entonces ¿cómo lo publicitas?

Tras un capítulo entero de dudas al respecto y tras rechazar varias ideas, como por ejemplo el uso de argumentos como el de Freud con respecto al deseo de muerte que tienen todos los ciudadanos corrientes, decide darle la vuelta al asunto de manera muy sorprendente. El tabaco Lucky Strike no tiene porque ser sano, lo que le diferencia de los demás es que es tostado. ¡Toma ya! (es la imagen arriba que muestra el resultado de la campaña)



Me pregunto...

¿Cuánto ha cambiado la publicidad realmente?
¿Los sesenta marcaron un antes y un después en una publicidad que no podrá repetir ese éxito?
¿qué harían los publicistas de entonces con los medios de ahora?

viernes, 11 de diciembre de 2009

las redes sociales, las nuevas drogas

Hasta hace relativamente poco, el hecho de pasarse horas y horas en frente de una pantalla de ordenador era algo de "frikis" y "encerrados". Hoy en día las cosas son muy diferentes. Con la aparición de las redes sociales y el desarrollo de la web 2.0 esta realidad ha cambiado radicalmente. No nos tenemos que extrañar si vemos personas que cada diez minutos ( o menos) estan actualizando su página del Tuenti para ver si les han comentado en alguna foto, han subido alguna o no se quién ha hecho tal cosa, al igual que con las aplicaciones del Facebook o cualquier otra red social.

Muchos hablan de adicción, pero pocos se atreven a decirlo en voz alta, y es que un 60% de los usuarios de internet entran diariamente a alguna de las redes sociales más conocidas. (Dato extraído de del Informe sobre redes sociales) Muchos de ellos dicen que lo hacen para estar comunicados con sus amigos, y así lo demuestran las estadísticas, ya que la mayoría de los que se conectan lo hacen para enviar algún mensaje o ver si ha recibido alguno.

Sobre estas "frecuentes visitas" el ilustrador Patrick Moberg tiene algunas cosas que decir. Ha hecho algunas ilustraciones relacionando las principales redes sociales con las drogas y personalizándolas en función de sus características. Aquí os dejo algunas, pero hay más, no tienen desperdicio así que si queréis ver más trabajos suyos, pasaros por su web que, aunque está en inglés, es muy fácil de comprender.







martes, 8 de diciembre de 2009

¿y los sueños?


No hace mucho, mis pasos y, quizás, mi mente, vagaba a su aire por tierras del norte. Era un paisaje hermoso, sencillo, sin llegar a ser abrumador.

Hiciera lo que hiciese, siempre acababa allí. Por mucho que intentara desviar mi camino, siempre sería mi refugio. Me protegía de las malas lenguas, de los insultos, de las sombras del pasado que no dejaban de perseguirme. Su sencillez me envolvía, su verdor me resguardaba e inspiraba palabras que quedaban registradas y nunca se olvidaban.

Era más antiguo que el tiempo y contaba su propia historia. Narraba los primeros días de la Tierra, sus primeros pasos en la evolución, innumerables batallas de hombres enfurecidos por su país, romances...¡Ay, cuántas historias de amor!

Al cerrar los ojos oigo el susurrar del viento, el sonido, muy lejano, de los pájaros, y a mi vera, el discurrir de un pequeño riachuelo.

Una corriente de aire frío me hace despertar, tengo que apurarme. Con esto en mente continúo mi camino. Ya no estoy tan absorta en mis pensamientos, por lo que no me cuesta mucho percibir que ya no estoy sola. El aire ya no es el mismo y me apremia a ir más rápido.
El paseo se convierte en una carrera en un abrir y cerrar de ojos. Una sensación de inquietud recorre mi cuerpo de pies a cabeza. El impulso de girar la cabeza y mirar a mi perseguidor es superior a mis fuerzas, pero intento contenerme. No me beneficiará hacerlo, sólo conseguirá retrasarme.

Cuando el sol comienza a esconderse tras las colinas y las sombras aumentan de tamaño consigo meterme en una de ellas. Ya abandonado el camino principal, continúo campo a través, por un sendero invisible bajo la maleza.

No temo perderme, pues conozco el bosque como la palma de mi mano, pero la noche cambia los sitios y hace perderse al más novato. A pesar de mi maniobra no consigo despistarle, me sigue con pies de plomo y sin ninguna consideración hacia mi.

Cada vez lo siento más cerca, ya no hay escapatoria, mi respiración se acelera debido al esfuerzo, y mi confianza se debilita.

Parece que ya no podré huir mucho más, mis piernas me recuerdan que tengo un límite de resistencia.

Finalmente, la realidad me alcanza y mi sueños,...de mis sueños sólo queda la huella que yo misma imprimí sobre el papel.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Una protesta muy original

Un grupo de música, Sons of Maxwell, estaba de viaje por una gira a Nebraska con la compañía aérea United Airlines, en un trasbordo en Chicago, y mientras esperaban a su vuelo, otra pasajera avisó sorprendida que estaban tirando guitarras ahí fuera (refiriéndose al cargamento de maletas al avión). Este comentario hizo que los componentes del grupo mirasen por la ventana para ver como trataban sin cuidado sus instrumentos.


Cuando llegaron a su destino una de las guitarras del grupo estaba rota y nadie de la compañía se quería hacer cargo de pagar la indemnización. ¿cuál fue la solución ante su ignoración? Pues ni más ni menos que dedicarles una canción.

La historia completa se puede leer aquí (en inglés)

video
En inglés con subtítulos en español.

La creatividad aparece en todos lados cuando no se consiguen los objetivos por los medios tradicionales, no sé la efectividad que tuvo esta protesta, pero sí sé que ha creado un viral (boca-oído) bastante importante, y que mucha gente se pensará dos veces coger esta compañía de aerolíneas.

Dicen que la publicidad nunca es mala, pero no creo que a ellos les haga mucha gracia lo que se dice en internet, aunque el grupo sí que está recibiendo un gran número de visitas y dándose a conocer a un nivel internacional. Alguien tiene que salir beneficiado de esto ¿no?